lunes, 30 de septiembre de 2013

LA PIRAMIDE DE JOHN WOODEN

John Wooden entrenó durante 27 años al equipo de baloncesto de la Universidad de California en Los Angeles, U.C.L.A. En los últimos 12 años ganó 10 campeonatos y conserva todavía el record mundial de victorias consecutivas: 88 partidos ganados en 4 temporadas. Es además la única persona que aparece en el Salón de la Fama del basketball americano como jugador y como entrenador.
Para el mundo del coaching, John Wooden es conocido por su Pirámide del éxito. John Wooden sitúa el nacimiento de la pirámide en unas palabras enunciadas por uno de sus profesores de bachillerato: el éxito no es necesariamente la acumulación de posesiones materiales, o una posición de prestigio, o de poder. Varios años más tarde, J. Wooden crea la Pirámide del Exito situando en su cúspide su propia definición del éxito:
El éxito es la paz mental que nace como resultado natural de la íntima satisfacción lograda al saber que uno hizo lo mejor que pudo para convertirse en lo mejor que uno es capaz de ser.
John Wooden considera que la pirámide es una base de trabajo sobre la que cualquier persona, en cualquier actividad, puede desarrollar un proceso encaminado al éxito. En otras palabras, se debe enfocar la Pirámide no como una herramienta, sino como un proceso de coaching que comienza por “crear” una base sólida sobre la cual se van añadiendo una serie de conceptos que culminan con el éxito.
Aun siendo una herramienta de una eficacia ampliamente verificada en su versión original, la Pirámide del Exito puede adaptarse a las necesidades del coachee y del coach. La Pirámide se revela particularmente útil a la hora de trabajar:
individualmente con integrantes de un equipo
con un equipo
Veamos cuáles son las diferentes partes de esta pirámide y el significado que John Wooden atribuía a cada una de ellas:


PRIMER BLOQUE
INDUSTRIOUSNESS
Laboriosidad, entendida como aplicación y dedicación al trabajo.
ENTHUSIASM
Entusiasmo.
Para John Wooden, nada sustituye al trabajo. Y para que el trabajo esté hecho de la mejor de las maneras es indispensable el entusiasmo.
Aunque la dedicación al trabajo puede ser compartida con el resto del equipo, estas dos primeras nociones dependen exclusivamente del individuo.
El trabajo del coach consiste en definir con el coachee el objetivo que este quiere alcanzar así como las motivaciones (entusiasmo) que le servirán de recurso.
FRIENDSHIP
Amistad.
LOYALTY
Lealtad. Hacia nosotros mismos y hacia los demás, hacia nuestros principios, etc…
COOPERATION
Colaboración.
A nivel de equipo, la Laboriosidad y el Entusiasmo necesitan apoyarse en la Amistad, la Lealtad y la Colaboración.
Estas tres nociones llevarán al coach a tratar el tipo y calidad de las relaciones del coachee con los demás miembros del grupo.

SEGUNDO BLOQUE
SELF-CONTROL
Auto control.
INTENTNESS
Perseverancia.
El segundo bloque comprende dos piedras angulares: el Auto-control y la Perseverancia. Sin un estricto auto-control interior de las emociones, toda la construcción peligra. Mantener las emociones bajo control no significa inhibirlas o ignorarlas. Recordemos que las emociones son indicadores de que algo ha sucedido o está sucediendo y que la persona que las siente decide cómo actuar frente a ellas. En cuanto a la perseverancia, John Wooden recuerda que es ella la que nos permite alcanzar un objetivo sin prestar atención a los cantos de sirenas que, si bien es cierto nos procuran una satisfacción inmediata, nos alejan inevitablemente de dicho objetivo.
El coach prestará particular atención al estado interno del coachee y sus emociones y ayudará a este último a seguir la hoja de ruta establecida para alcanzar el objetivo.
ALERTNESS
Vigilancia.
INITIATIVE
Iniciativa.
La perseverancia no está reñida con la vigilancia. Ser cabezota no es lo mismo que ser perseverante: el primero, obstinado (y a veces obsesionado) con su tarea, se revela incapaz de prestar atención a otros factores que puedan influir en su labor. John Wooden subraya la importancia de asociar la perseverancia con la vigilancia, que es la que nos permite reconocer nuevas oportunidades.
De la misma manera que la perseverancia no está reñida con la vigilancia, el auto-control no debe cerrar las puertas a la iniciativa. De nada sirve si la perseverancia y la vigilancia detectan nuevas oportunidades pero estas no se “utilizan”.
TERCER BLOQUE
CONDITION
John Wooden entiende por Condición, tanto la preparación física, como la mental e incluso la espiritual. Para Wooden era imposible estar físicamente en condiciones si no se estaba mentalmente preparado y esto implicaba una “moralidad” en buena forma.
Naturalmente, para el coach esto significa un trabajo de alineación sobre los valores y creencias de la persona.
SKILL
La Destreza implica el conocimiento, la capacidad de utilizar este conocimiento, la rapidez con que se utiliza así como saber cuándo utilizar este conocimiento.
TEAM-SPIRIT
El respeto hacia los demás miembros del equipo es indispensable para alcanzar el éxito. Ello no significa llevarse bien con los demás, sino aceptar la imperiosa necesidad de colaborar con los demás para conseguir algo que de manera individual sería imposible (noción de sacrificio).

CUARTO BLOQUE
POISE
Serenidad, temple, equilibrio.
CONFIDENCE
Al entender John Wooden Confianza como la seguridad que tiene uno en sí mismo, así como dicho de una persona en quien se puede confiar (de confianza) quizás sería más esclarecedor utilizar el término RELIABILITY (Fiabilidad).
Sólo cuando se ha realizado un trabajo personal y en profundidad sobre la Destreza, la Condición y el Espíritu de equipo pueden surgir la Fiabilidad y el Temple. Estas dos últimas nociones pueden entenderse como la imagen que transmite el individuo hacia sus compañeros de equipo.

CUMBRE
COMPETITIVE GREATNESS
La Grandeza competitiva quizás deba ser entendida como Espíritu de superación, afán de superarse. Tanto en la competición deportiva como en la profesional, ha quedado demostrado que los mejores resultados se obtienen cuando las personas focalizan sus esfuerzos en superar sus propios límites.

Este es el camino que sugiere John Wooden para llegar al éxito. Las diferentes piedras que constituyen esta Pirámide del éxito se apoyan las unas sobre las otras, lo que significa que la debilidad o ausencia de una de ellas pone en serio peligro toda la estructura. Para reforzar la construcción, John Wooden utiliza como cemento:
FAITH
Fé (en el sentido de creer en lo que se hace).
PATIENCE
Paciencia.
Conseguir un objetivo requiere creer que es posible conseguirlo y… paciencia (aunque no me parece superfluo recordar que, a veces, la paciencia está sobrevalorada…)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada